Diseño: la clave para mejorar la competitividad en las empresas

En Chile los ejemplos son escasos porque hay poca conciencia de su papel como herramienta de marketing y falta una visión global de país, dicen los expertos.

Ilko Virutex, Casa & Ideas, Somela, Fensa, Wasil, CTI, Sal Lobos, son algunas de las empresas que utilizan el diseño no sólo para diferenciarse frente a la competencia, sino también como parte de su estrategia de marketing, incidiendo directamente en las ventas. En general, las multinacionales y algunas empresas exportadoras chilenas lo han entendido así, utilizando la etnografía como método científico para descubrir los gustos y necesidades de los consumidores y diseñar productos a la medida.

Pasó con Ilko Virutex, que comenzó a innovar en sus productos en los ’90 y ya en 2001, en un seminario, sus ejecutivos reconocían que esta estrategia había aumentado sus ventas en 30%. O con Sal Lobos, que apostó por un salero para llevar a la mesa: a fines del año pasado, ese producto representaba el 29% de las ventas de su área de productos masivos, de acuerdo con Rodrigo Walker, director gerente de Walker Diseño & Asociados, empresa que desarrolló el envase.

El punto es que los productos son una especie de apéndice de la marca, que está en contacto directo con el cliente, explica Juan Pablo Ocáriz, dueño de Generador, empresa de diseño industrial. “La marca generalmente es un reflejo de sus productos. Así, si estos son de calidad, generalmente se tiende a pensar que la marca también lo es, creando vínculos de confianza. Por eso, el diseño ayuda al posicionamiento, generando una diferenciación, agregando valor y, en definitiva, logrando que el cliente se identifique con el producto y la marca”, detalla.

Con potencial

La tendencia mundial va hacia un diseño que impacte en la experiencia del consumidor y que puede tomar forma de envase, gráfica o local de ventas, añade Marcelo Álvarez, jefe de proyectos de alvarezcastelli.cl “Si se escucha bien al cliente, si eso se transforma en un producto con diseño aplicado y si se hace una buena campaña de comunicación, es probable que las ventas aumenten en varios puntos porcentuales”, afirma.

Carlos Hinrichsen, director de la Escuela de Diseño de DuocUC, explica que en la medida que sube el ingreso per cápita, los productos o servicios son menos sensibles al precio, llegando casi a cero cuando se superan los US$10.000. Ahí es cuando aumenta “considerablemente” la valoración de las prestaciones. Por eso, piensa que en Chile existen las condiciones para un potencial boom del diseño, “pero hay poca conciencia de su papel como herramienta de marketing y falta una visión global de país, como la de las naciones escandinavas”, comenta.

El problema, según Walker, pasa porque la industria pyme, en general, se armó en base a lo que ya existía y la gran empresa, en base al commodity. “Las empresas no saben usar el diseño porque están ancladas en su forma tradicional de hacer las cosas. No saben desarrollar productos que generen una oferta para el mundo”, afirma y agrega que “el diseño es una poderosa herramienta de gestión en ámbitos como el marketing porque construye identidad país, de origen y de marca. El diseño es la única manera de agregar valor a los sectores minero, forestal, agroindustrial y acuícola, donde existen las materias primas para desarrollar productos y no sólo exportar commodities”.

Vía : Diario Financiero (Publicación: Crónicas 30/04/2007)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: